miércoles, 10 de diciembre de 2014

Christmas present



Se acercan fechas de eventos, de celebración, donde los regalos toman especial importancia y donde a veces tenemos más de un problema a la hora de elegir qué regalamos. Hoy hablaré, precisamente de eso. De los regalos de navidad. 

Vamos a clasificar a las personas que podemos regalar en 3 grupos: las que conocemos, las que nos conocemos mucho y las que no hemos visto nunca (que algún caso hay)

A veces, nos basta con ser observadores o con conocer bien a la persona. Si esto es así miraremos lo siguiente:

- Sus gustos y preferencias: si sabemos, por ejemplo, qué marcas usa habitualmente o qué le gusta hacer en su tiempo libre, lo tendremos muy fácil.
- Su forma de vida: qué estilo de vida tiene nos ayudará a dar en el clavo con el regalo perfecto.
- Su trabajo: comprar algo relacionado con el trabajo siempre es un acierto.

Acierto seguro: un viaje o entradas para el teatro.

Nunca: si regalamos ropa, intentaremos no hacerlo en un lugar donde la persona en cuestión no compre. Iremos a lo fácil, con los regalos, no hay que innovar si lo que queremos es que guste.

A veces también tenemos que hacer regalos a gente que no conocemos, pero que hemos visto en alguna ocasión o que tenemos poco trato con la misma ¿Qué tenemos que tener en cuenta cuando regalamos algo a alguien que no conocemos? 

- Primero, nos ponemos en la tesitura de que tenemos que regalarle algo con motivo del amigo invisible a un compañero de trabajo con el que no tenemos confianza y tan sólo hemos hablado con el en un par de ocasiones. En este caso nos debemos fijar en su forma de vestir, si lleva camisas para el trabajo, una buena idea sería regalarle una, sabemos que se la pondrá. Para averiguar la talla basta con comparar a esta persona con alguien de iguales características de nuestro entorno. Si el regalo fuera para una chica, compraríamos básicos de fondo de armario, como por ejemplo, una americana u otra camisa, siempre es un acierto. 
Es cierto que sólo recomiendan comprar ropa cuando se conoce bien a  la persona, pero yo soy de las que opina que los básicos y teniéndo claro lo que uno comprá y para quien lo hace, como es el ejemplo del amigo invisible, me parece un acierto total. Los básicos son perfectos regalos siempre y cuando conozcamos, aunque sea poco, a la persona que le vamos a regalar.

Tenemos otra clase de persona, si. Gente que no he visto en mi vida. Todos, en alguna ocasión, hemos querido quedar bien y le hemos hecho un regalo a la madre de nuestro novio o en alguna ocasión puntual a alguien que no conocemos pero que si está presente en nuestra vida de manera especial. En estos casos yo hago dos bloques: el femenino y el masculino.

- Si se trata del género femenino, lo tenemos fácil: una cesta de jabones, un buen libro, cremas perfumadas para el cuerpo con un olor suave, decoración para la casa, una planta, pañuelo… Este tipo de regalos son los que siempre aciertan. Detalles que nos pueden venir bien en un momento dado y que suelen gustar a todo el mundo y mas viniendo de una persona que no conoces y que ha tenido el detalle de reglarte algo y pensar en ti en estas fechas. 

- Si se trata del género masculino, hay menos opciones… ¡pero las hay! Una cartera, un buen libro también o cremas para hombre (para todo tipo de piel si no tenemos manera de averiguarlo)

Nunca: cuando no conocemos de nada a la persona no compraremos ni perfumes ya que lo que para nosotros puede ser un olor suave, para otros no lo puede ser tanto.

Espero que este año no tengáis problemas para pensar en los regalos y lo hagáis con la mayor de las ilusiones. A mi me encanta regalar ¿y a ti?
¡Lot´s of love!

Me regalaste un cielo para armar, un suelo para andar, caminos en el viento y mil razones para respirar, dibujas en el aire el infinito me enseñas a soñar. Mi alma esta completa ya no hay nada que buscar :)